Your search results

Que consecuencias tiene el no declarar el alquiler de mi vivienda?

Posted by @nubeseo on 27 mayo, 2016
| Blog
| 0

Alquilar una vivienda y no declararla puede acarrear graves consecuencias para los propietarios que realicen esta práctica si sus inquilinos declaran la vivienda de alquiler como vivienda habitual. Por otro lado, Hacienda pretende terminar con los alquileres en negro y para ello cruzará referencias catastrales.
Es frecuente encontrar casos en los que los propietarios e inquilinos llegan a un acuerdo para no declarar la vivienda a Hacienda. Sin embargo, también es habitual encontrar a inquilinos que finalmente, bien porque deben empadronarse, bien por obtener una serie de beneficios fiscales o ayudas, terminan declarando la vivienda de alquiler como vivienda habitual. En este caso el propietario tendrá problemas porque Hacienda castiga muy severamente este tipo de infracciones.
¿Suele detectar Hacienda estos fraudes?
Debemos tener en cuenta que un piso alquilado no es la vivienda habitual del propietario sino de su inquilino. El alquilado tendrá que declararlo como su vivienda habitual y ahí es cuando Hacienda, al cruzar datos de ambos contribuyentes, detectará estas irregularidades en las declaraciones del propietario. Hacienda considera que esta práctica es un fraude al fisco y por lo tanto está castigada.

La AEAT sabe que la vivienda es uno de los refugios más habituales de fraude y por eso lo persigue no sólo cruzando declaraciones, sino comprobando datos como los consumos eléctricos. Puede incluso buscar en los datos del padrón si fuese necesario. En cualquier caso lo que debes saber es que si alquilas y no declaras es muy posible que Hacienda termine cazándote por uno u otro medio.
Al final, es relativamente fácil que una de las partes deje algún rastro del alquiler. En el caso del inquilino porque tendrá que dar su dirección para acceder al servicio sanitario y para domiciliar sus facturas, entre otras cosas. Además, para él no supone ninguna ventaja no declarar el alquiler, sino todo lo contrario.
Los beneficios de declarar el alquiler de un piso

Hacer las cosas bien e incluir el arrendamiento en la renta 2015 tiene más ventajas que inconvenientes. A corto plazo el propietario puede considerar que es más rentable no declarar el piso alquilado a Hacienda. Sin embargo, es una percepción errónea. El alquiler tiene un tratamiento fiscal muy favorable en el IRPF, como veremos más adelante.
El propietario puede aplicarse las deducciones por alquiler, beneficiarse de ellas (reducciones al beneficio en realidad). Además de evitar la sanción que Hacienda le aplicará una vez compruebe que el piso no ha sido declarado. En el siguiente enlace encontrará más información sobre la deducción por alquiler del arrendador.
Pero lo más importante es que si no incluyes el alquiler ni la casa como tu vivienda habitual, tendrás que pagar impuestos por ella de todas formas. Es lo que se conoce como una imputación de renta inmobiliaria. De forma resumida, Hacienda considera que el simple hecho de tener un piso que no utilizas te permite obtener un dinero mínimo por él, da igual que esté o no arrendado.
Si alquilas la vivienda, tributarás por el alquiler y si no, por esta renta ficticia que se ha inventado Hacienda y que es del 1,1% del valor catastral del piso si este ha sido revisado o del 2,2% del valor catastral según figura en el recibo del IBI en caso contrario. A efectos prácticos, para un piso valorado en 100.000 euros será como si hubieses ganado 1.100 euros más.

Cuánto pagarás en realidad por alquilar
Uno de los mitos más extendidos es que pagarás muchos impuestos por alquilar tu piso. Nada más lejos de la realidad. Alquilar es relativamente inocuo a efectos fiscales. Y es que para empezar puedes restar al dinero que has ganado por el alquiler cualquier coste que hayas tenido que soportar como el pago del IBI o de las tasas de basura e incluso lo que hayas pagado a la agencia inmobiliaria. Aquí puedes consultar la lista completa.
Para que lo tengas más claro. Si has ganado 12.000 euros y has gastado 2.000 euros, será como si el alquiler sólo te hubiese generado 10.000 euros al hacer la declaración de la renta. Además, todavía restará por aplicar la reducción del 60% sobre los beneficios (hasta la renta 2015 se diferenciaba entre inquilinos menores de 30 años, que gozaban de una reducción del 100% y el resto, que tenían que conformarse con el 60%).
Siguiendo con nuestro ejemplo, a efectos de la declaración de la renta será como si solo hubieses ingresado 4.000 euros. Este dinero se sumará a tu declaración y tributará por tu tipo marginal según las tablas de IRPF.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

  • Micasaenmarbella

    C/ Notario Luis Oliver, Nº9, Marbella (Málaga) 29601

    +34 951 087 710

    info@micasaenmarbella.com

  • Buscador Avanzado

    0 € hasta 10.000.000 €

    Más opciones de Búsqueda